El carnal Marcelo y su guardadito

marceloymiguel

Desde el meritito día de la inauguración de la flamante Línea dorada del Metro capitalino se apreciaban a simple vista desde falta de planeación hasta diseños marcianos, que sólo podían indicar una cosa: corrupción, gastos inflados, estructuras inútiles y todo menos funcionales.

Ahora resulta que a la vieja usanza se sirven con la cuchara grande y ningún partido se salva de las malas mañas, y Marcelo que soñaba con ser presidente. Falta por aclarar mucho, muchísimo, de él y otros, pero de él, dónde está la lanotototota que le daban por patrocinios de empresas transnacionales para apropiarse de la ciudad para hacer sus montajes.

“Es la hora de Mancera” decía hoy un columnista, refiriéndose a la oportunidad que tiene para castigar ese fraude descarado que ha sido la Línea 12 del Metro, pero lo que pierde de vista es que todos tienen cola que les pisen, y no falta quién se las pise, en política todo se vale y el que se lleva se aguanta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: