La “osteoporosis” legislativa: reformas descalcificadas.

A muy poquitos días de que terminen uno de los periodos (otro) más improductivos de la Legislatura, nuestros pudibundos diputados y senadores pretenden (des)vestir a la mona (que mandó Calderón) de seda y ponerle vistosos implantes para simular sabrosas curvaturas para la clientela ciudadana y a la mera hora convertirse en un fiasco intransitable cuando se esté en la intimidad de un proceso electoral con esa flaca pintarrajeada que se llenan la boca presentando como reforma política o peor aún, “reforma de Estado”. Y no porque la de Calderón fuera fregona, sino porque le quitaron los tacones y el colorete pero da pie –al tiempo– para un acuerdo bisagra entre quienes mal detentan el poder y quienes quisieran administrarlo (otra vez). El decálogo quedó en un resbaloso “octálogo”.

Pero se ha vuelto desde hace una tendencia estar aprobando ya no digamos versiones “Light”, de las famosas reformas profundas que necesita al país, sino que agotados los debates en los foros camerales que no toman en cuenta los foros exiguos y a lo que entre poderes se pinponean, incluso entre cámaras, quitan dientes, calcio y sustento al marco jurídico de numerosos temas como los energéticos, los monopolios, las telecomunicaciones, la corrupción, y un largo etcétera

Ahora hacen lo propio con la llamada “reforma política”. Repasemos con Arnaldo Córdova que en La Jornada del domingo 24 de abril nos recuerda que “sólo un Congreso Constituyente es capaz y, por cierto, no siempre, de dar una reforma total del Estado”.

Nos (la) recuerda: lo que aprobaron es esto:

– Candidaturas independientes.

– Principio de la consulta popular

– Derecho de los ciudadanos a iniciar leyes

– Reelección legislativa limitada.

– Iniciativa presidencial preferente-

– Veto del Ejecutivo del presupuesto sólo a superar por las dos terceras partes de los legisladores.

– Sistema muy limitado de ratificación de funcionarios por parte del Senado.

– Se especifican los casos en que el presidente faltante puede ser sustituido automáticamente por algunos servidores públicos.

Sabemos, con Arnaldo Córdova que la reelección de legisladores siempre ha existido, con sus limitaciones y menciona a varios que lo han sido toda la vida, pero “lo único que cambia es que diputados y los senadores podrán ser reelegidos sucesivamente por doce años consecutivos los primeros y por nueve los segundos”.

Dice don Arnaldo que es hay un avance con una “forma limitadísima de consulta popular” y que con la iniciativa popular y las “candidaturas independientes” son el maquillaje perfecto para el engaño, opinamos aquí, porque cuál podría ser el avance de una cantinflada. La iniciativa popular debe contar con la base de iniciantes del 0.25 por ciento de la lista nominal del padrón electoral. Las candidaturas independientes dice en el artículo del domingo, “sólo se justifican por el hecho de representar una opción ciudadana; pero tiene más problemas de lo que suele imaginarse. Se podrían presentar, literalmente, cientos de miles de candidatos independientes y, en caso de tener una mediana viabilidad, como dijera en su momento José Woldenberg, habría algo así como un partido sin registro en torno suyo. Eso, por decir lo menos”, advierte Córdova.

Otra jugarreta de la autollamada “clase política” para darle atole con el dedo gatopardista a los mexicanos, y en el hamletiano debate senatorial, incluso la bancada de izquierda se divide Carlos Navarrete dice aprobemos lo que se pueda eso es ya un avance, mientras que Pablo Gómez dice que no vale la pena aprobar ago tan trivial y mañoso. En el PRI Pedro Joaquín Coldwell la quiere vender como una “reforma histórica” que por primera vez trastoca para mejorar las relaciones entre poderes, sí, sí, sí, pura jiribilla tricolor del colmilludo exgobernador.

Lo que está quedando claro es que por la vía político-legislativa los ciudadanos obtienen muy poco de esta “reforma política” y queda de hecho sin cambios para 2012, todo lo que se apruebe será para un “después” neblinoso para quienes estamos “hasta la madre” de promesas de los políticos.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: