Rápidos y furiosos los gringos… No dan paso sin botín.

Tantos temas interesantes estos últimos días que El Impertinente se empachó pero aquí está de regreso para el comentario socarrón de lo que más le duele a la república de las opiniones, como le llama Raymundo Riva Palacio a estos andurriales de la opinada, precisamente el autor de la columna Estrictamente personal, ha tratado ya en muchas ocasiones el temas de las acciones de inteligencia militar y policial de Estados Unidos con y en México, y la visita de Calderón a la Casa Blanca tiene tantas lecturas y aristas que es tema de tesis doctoral pero que coinciden en debatir las intenciones públicas y ocultas de EE.UU. con su vecino mexicano, con todo el tiradero causado por las filtraciones de WikiLeaks del tono despreciativo del embajador Carlos Pascual, propio de quien ve su traspatio, y lo ve en desorden, y se queja de que los capataces locales que administran la crisis del crimen organizado lo hacen con ineptitud tropical. Eso arde, y tanto, que el presidente Calderón llevó airado su querella a los medios y no le hicieron caso.

Lo que nos asombra entre tanto de lo que se ha dicho y escrito, es un discurso de análisis como el de Riva Palacio que ve el operativo de la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas (ATF) que bautizaron pintorescamente los gringos como “rápido y furioso”, que dejaron pasar armas hacia México para rastrearlas, miles de ellas y que, efectivamente como estarían esperando, fueron utilizadas en crímenes, muchos asesinatos de militares mexicanos, y se dice como don Raymundo, que es “normal” que lo hagan, rutinario, pues.

Con rapidez inaudita se tienden cortinas de humo que se quieren ocultar a sombrerazos: la PGR nada sabía (¡a poco!) y por allí la puntada de algún funcionario de que igual todo es inventado, pero es evidente que hay una agenda oculta en Washington en la infame guerra contra el crimen organizado en México, y que por supuesto no comparten con el inquilino en Los Pinos, cada vez peor asesorado.

Que si fue una operación que se salió de control, que “alguien” pudo dar una orden equívoca, eso no importa, sino el poder detrás de esta agenda: los grupos expansionistas de siempre.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: