Ensalada de opiniones

La semana que terminó algún columnista dijo para describir a nuestra actual clase política en su falta de compromiso: su futuro es una vía corta al pasado, y sí, al empezar el año parece que las malas vibras estacionadas en el puente Guadalupe-Reyes*, vuelven con fuerza en cuanto empieza el año y lo más preocupante es que en los medios empieza a cernirse el fantasma de fin de sexenio, otro en que las expectativas que envalentonan en su inicio al presidente en turno sucumben en una crisis, en los gobiernos priístas devaluaciones y austeridades, en los panistas de vaciladas, derroche y autoritarismo disfrazado de democracia, que con Fox llevó a un escenario de carnaval con su cruda realidad, con avances que como la marea, se han desvanecido como la tan cantada transparencia y el pobrecito IFAI que nadie pela cuando los casos son delicados.

Pero los cuatro años de Calderón, además de la grisura maquillada de “estabilidad macroeconómica”, el amiguismo mediocre para la conducción del país pero, sobre todo, el empeño militarista para resolver un problema de seguridad que tiene su origen en su propio interior, lleva al país por una espiral hacia abajo, como helicóptero que se va quedando sin gasolina en mal terreno, preguntándose mucha gente qué clase de nación entregará al próximo gobierno: ya no una papa caliente sino una granada de fragmentación.

Por eso destacan tres ejes coaxiales en los temas en general de los medios y en particular de los columnistas de la semana en que regresan de vacaciones las plumas, titulares de programas y panelistas que se aprestan a poner de nuevo en las pantallas y titulares las cifras de muertos en un estira y afloja con los números del gobierno, que no cuadran, que están subestimadas, pero en fin, el mensaje es: sangriento 2010 con casi 16 mil muertos, y cruento arranque de 2011, mal presagio. Por eso empieza a cobrar forma y sentido para un sector el llamado de los caricaturistas encabezados por Rius: No+Sangre. El otro eje es el arrancadero de la elección presidencial con su simboliquísimo preámbulo el 3 de julio en las urnas mexiquenses, por eso las candidaturas a la gubernatura tienen olor a julio de 2012 porque depende de cómo salga Peña Nieto del proceso terminará de configurarse la cancha para que se posicionen los jugadores de cada bando.

De la mano de los escenarios electorales (todo lo estará a partir de este año) están los cambios en el gabinete al menos en términos de opinión, en que se armó una pequeña polémica de si Cordero salía favorecido y sería clara señal de dar un paso adelante, pero otros por el contrario ven otra jugada e incluso una maniobra desatinada que debilita a quien era tenido por el delfín de Calderón.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: