ensalada de columnas políticas 9 de diciembre 2010

Miguel Ángel Granados Chapa, Plaza pública

Crisis existencial del PAN

Aunque el relevo en la dirección panista se saldó con sobresaltos llevaderos, la reunión del consejo nacional que eligió a Gustavo Madero y algunos hechos previos y posteriores dan cuenta de una crisis profunda, la que, hace muchos años, antes de que se propusiera ser a como diera lugar presidente de México, Felipe Calderón implicó que ocurriría si al ganar el gobierno los panistas perdían su partido. En los hechos el dilema se resolvió con una doble pérdida, pues no ejercen el gobierno ni mantienen la esencia de su organización.

[…]El partido, que poseía una notable capacidad de reflexión y discusión, no ha practicado una introspección que le permita averiguar por qué José González Torres, Efraín González Morfín, Manuel González Hinojosa, Pablo Emilio Madero y Carlos Castillo Peraza, que lo encabezaron (y tres de ellos fueron candidatos presidenciales) decidieron salir de sus filas. Algo debe haber perdido una organización que resulta repudiada al grado del abandono por quienes le dieron rumbo en por lo menos una cuarta parte de su existencia.

Miguel Ángel Granados Chapa, Plaza pública

[…]El conductor del programa noticioso principal del Instituto mexicano de la radio, Mario Campos, entrevistó a Fox con motivo del décimo aniversario de su ingreso a Los Pinos. El periodista propuso explícitamente al ex presidente si había cargado los dados a favor de Calderón, y Fox admitió campanudamente haberlo hecho.

Se sabe que lo hizo. Lo expuso la timorata declaratoria de presidente electo extendida a Calderón por el Tribunal electoral del poder judicial de la Federación. Los magistrados de la sala superior se refirieron sólo a declaraciones de Fox, no a otros hechos sustantivos, y concluyeron que sus palabras “se constituyeron en un riesgo para la validez de los comicios”, pero no las descalificaron por entero, ya que en su opinión “no fueron determinantes para el resultado final”.

[…]Apenas dos meses después de entregar la presidencia a Calderón, en febrero de 2007, Fox reconoció que había intentado descarrilar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador mediante el desafuero, momento en que reconoce haber perdido, pero “18 meses después me desquité cuando ganó mi candidato”. En uno y otro momento Fox actuó al margen de la ley.

[…]El fin justifica los medios, se ha llegado a decir para racionalizar esa trampa. Ese comportamiento, contrario a la ética humanista y cristiana del PAN es componente de su crisis.

Pimienta Impertinente: Quizá lo que más arde a los panistas es que debajo del mameluco azul llevan calzoncito tricolor, la malicia necesaria para detentar el poder, sólo que resultaron tan bisoños que en lugar de golpe de timón Fox prefirió dormirse en Prozac y darle el micrófono a Martita, y Calderón a ponerse el gorro militar, y la resultante diez años después: un champurrado descolorido.

Julio Hernández, Astillero

[…]Dicha es la suerte de los funcionarios calderonistas que cometen desde faltas administrativas hasta pillerías descaradas o actos criminales: se les sostiene en el cargo hasta donde es posible y, si fuera necesario quitarlos del puesto, se les busca acomodo similar o superior, para que se mantenga la unidad mafiosa en la cúpula. A Juan Camilo Mouriño solamente la muerte lo retiró de la carrera de acumulación de riqueza pública en cuentas personales y familiares, pues su protector jefe lo sostuvo a pesar de las evidencias de esos conflictos de intereses y tráfico de influencias. A Juan Molinar Horcasitas se le llevó a la jugosa Secretaría de Comunicaciones y Transportes a pesar de su responsabilidad en el manejo del Seguro Social y en específico de las guarderías que luego acabaron en incendios y muertes infantiles, como sucedió en Hermosillo. A la ex jefa de la oficina de Calderón, Patricia Flores, se le ha promovido a otros cargos –estratega de la campaña de Roberto Gil por la presidencia del PAN, empeño frenado en seco por la señora Margarita que cada vez toma más control y presencia, ante la languidez de su emproblemado esposo– e incluso se ha buscado que ocupe una embajada importante, a pesar de la insistente versión de manejo fraudulento de fondos públicos a su cargo para celebraciones bicentenarias y centenarias. Y a la panista que durante años sostuvo la corrupta red criminal del Instituto Nacional de Migración –extorsiones por sistema, agresión a los viajeros, complicidad con policías estatales y federales para hacer negocio con quienes en su mayoría son centroamericanos– y a la que estalló el escándalo internacional del rancho San Fernando, se le lleva ahora al segundo nivel panista, pa’ que aprendan a respetar. […]

Pimienta Impertinente: Durísimo lo que dice el camarada Hernández, pero tristemente cierto; el yunquismo está vivo y rampante en la cúpula panista que, en lugar de renovarse y ciudadanizarse, al menos en discurso y actitud, cayó en las fauces del cuasi-fascismo emboscado y encarnado en las oficinas de la colonia Del Valle, alejándose para siempre de algún simulacro de acudir al activismo de base de aquellos días de Maquío. Para 2012 un PAN endurecido para caballo en hacienda tricolor.

[Más Astillero] […]Hortensia Aragón, la secretaria general del comité nacional perredista, ha dicho, mientras tanto, que no es impensable una alianza entre el partido del sol azteca y Acción Nacional, y ha planteado lo que pareciera encajar en el ánimo del gran jefe aliancista, Felipe Calderón: la posibilidad de que las siglas antitéticas se fundan en un abrazo ciudadano postulando a alguien ajeno a ambas organizaciones, un hombre sin partido. Ya en esta columna se ha documentado antes el entendimiento político entre Calderón y Juan Ramón de la Fuente, de tal manera que con esos posicionamientos colaboracionistas de quien ocupa el segundo cargo en importancia en la estructura formal del perredismo, la mencionada Aragón, se fortalecen las especulaciones de que contra el salinismo peñanietista se levanta el frente zedillista calderonista con De la Fuente como contracara bonita. […]

Pimienta Impertinente: La secuela de las elecciones de 2006 y la manera en que se encaminan las de 2012 habría de ser suficiente para no creer en las urnas y no votar, pero es algo así como los partidos de la selección de fútbol, la gente sigue creyendo y va a los estadios o está pendiente de los resultados, para… terminar decepcionados. Y conste que no nos gusta el fútbol. Nomás faltaba: una batalla de “caras bonitas” con debates juanpiruleros en el “canal de las estrellas”.

Trascendió, Milenio diario

[…] Que es incierto si hoy podrá concretarse la reforma a la Ley de Competencia. El gobierno federal no comparte la idea de que la Cofeco, organismo descentralizado, tenga más autonomía o que se involucre en el nombramiento de sus comisionados, que decide el Senado.

De hecho, Hacienda se ha comprometido a sacar pendientes con tal de quitar votos al PRI: al PVEM le ofrece los vales de medicinas, al Panal un mayor presupuesto para el SNTE y a varios perredistas apoyos en carreteras para sus distritos.

Es una batalla frontal entre el senador Manlio Fabio Beltrones y el presidente Felipe Calderón.

Pimienta Impertinente: Es de una altura digna de Guiness la capacidad de los políticos mexicanos para sentirse tan a gusto en su doble discurso, pero en el fondo ya ni les preocupa que queden al descubierto sus turbias enaguas de intenciones políticas para su molino. Todas y cada una de las acciones que se emprendan por los partidos políticos y los gobiernos habrán de sacar su “cobre” electoral y la gente, sólo ve pasar gobiernos.

Joaquín López-Dóriga, En Privado

Madero y El Yunque doblan a Gil, 2

[…] A las declinaciones de Ramírez Acuña y Romero, Gil reunió a los suyos. Unos estaban por ir a la segunda ronda, confiaban en que la coalición Madero-Yunque les daría votos; otros decían que el calderonismo, por falta de línea presidencial, no se reagruparía, que el factor Patricia Flores lo hacía imposible.

Un cercano le dijo: declina, Blake ya negocia el CEN. Está reunido con Madero.

Gil le llamó. Le reprochó las camisas y le anunció que declinaría, sin condición alguna. Acordaron reunirse por la noche o en la mañana del domingo para hablar sobre la integración del CEN. Madero aceptó. Atestiguaron el momento Marco Adame y Germán Martínez.

Subió a la tribuna y declinó. Madero convirtió la diferencia de 6 votos en unanimidad, y le levantó la mano.

Al día siguiente las negociaciones reventaron. Gil retiró sus propuestas por no haber acuerdo.

La falta de línea del presidente Calderón rompió al calderonismo, que se fue por la libre.

Ahora el Yunque es el grupo que sostiene a Madero.

Pimienta Impertinente: Crónica del desmantelamiento del calderonismo en el PAN y del regreso de El Yunque. El saldo positivo: “no quedaba de otra”.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: